De Shame, nada…

Crash, de Cronenberg, fue estrenada en 1996.  Yo tenía 15 años y lo más que había hecho con un muchacho era darme los besos en una escalera de edificio o en una fiesta de colegio. Igual, vi la peli y, hasta hoy, no puedo olvidarla. El asunto con Cronenberg  -y esta peli-no es el tema, los diálogos o la música. Son los actores y esas expresiones donde el silencio se apodera de la escena y sacan, solo con miradas, lo que “es”.  Parafilias hechas imagen. How cute.

Unos años más tarde, con el novio de todos los años, fui a ver Secretary de Steven Shainberg.  Recuerdo que salimos a caminar después del cine y no podía hablar. Le dije algo como: ” ya va, espérate un rato. Ahorita comentamos la peli. ¡Tengo los cachetes calientes! “ . No se trata de ver pelis que alborotan el color de tus cachetes. Se trata de descubrirte a través de ellas. Y esta , definitivamente, activó algo.

9 songs… Esa peli.

“ When I remember Lisa I don’t think about her clothes, or her work, or where she was from, or even what she said. I think about her smell, her taste, her skin touching mine”

Se merece un post solo para ella. Simplemente porque todas hemos estado en una cama amarradas,  besadas por el chico que amamos y descubriendo que la intimidad nos hace. Nos convierte en mujeres -simplemente- más felices. Hacer el amor con “él”, ese que nos está enseñando la vida a través de un beso, es la perfección.

Pero lo que nos trae hoy a Oh My Porn es Shame.

Nos tomamos la libertad de no tomar en  cuenta todo lo feo, lo adictivo, lo oscuro, lo funesto. Tomaremos , simplemente, lo rico de la peli. Como aquellas  de Cronenberg, nos apropiaremos de esas escenas donde los sujetos, con solo mirarse, saben que van a olvidarse en una noche de todo lo permitido.

Porque, sí, a veces la piel nos exige más que una cara bonita, unos pantalones decentes o un gusto musical idóneo. A veces, solo a veces, nos concentramos en el sabor del cuerpo ajeno. Nos enfocamos en su sudor, en el movimiento de las caderas, en la forma de sonreír, en su humanidad.

Aquí no hay vergüenza, no hay sangre, no hay castigo. Si algo hemos aprendido en esta pila de años, de novios y de pelis es que estamos vivas. Y hay sabores que, simplemente, no se pueden dejar pasar. Hay sonrisas, mordiscos, orgasmos y suspiros a los que debemos darle vida.

Solo pregunto: ¿Vale la pena andar por la vida aguantando enamoramientos?

No creo 😉

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. manuel dice:

    shame es tremenda peli, la ví hace par de semanas

    Me gusta

    1. Miss Toy dice:

      siii, brutal 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s