Ahora hablamos sólo por acá

Cuando lees un mail de 10 meses atrás y no te reconoces, párate, sírvete un trago y brinda.

A pesar de los cambios es rico reconocer las constantes: me sigue emocionando una llamada de madrugada pidiendo tremenduritas, una sonrisa que está a punto de besar, cabellos alborotados, un cuello que sabe rico. Malportado. Todo malportado.

De igual forma le agarré miedo a contar mis cosas. Tanto que mis dedos están ahorita medio penosos.

Mis libros, mi biblioteca, mi mini oficina casera intentan darme un poquito de seriedad. En realidad mi rutina laboral y mis patines hacen que no convierta estas letritas en una locura desatada. Pero llevo meses con las manos amarradas. Y ha pasado demasiada cosa buena como para no ir con esa energía a mi teclado y escribir sobre el orgasmo y la felicidad que da buscarlos semanal(diaria)mente para poder trabajar como se debe: con una sonrisa en la boca.

Michael Donovan 6
Michael Donovan

No sé si todo este período congelado tuvo que ver con mi fractura del dedo meñique del pie -me lo partí en dos haciendo poledance-. (No importa, adoré como quedó el artículo de esa investigación). En esos tres meses de no poder usar tacón, vestidos negros, boca roja y salir a la calle de noche a caerme  a besos extraños me acercó a otra cosa. A unos amapuches con luz de día y sin alcohol (<3)

Lo cierto es que curarme el pie, volver a patinar, entaconarme, moverme, me alborotó “algo”. Me despedí de mi adorada cuenta de twitter @samymesa (que narró mi vida pasito a pasito por tres años) y le di paso a @ohmyporn. Porque, irónicamente, quiero ser más recatada en las redes sociales. Ya no puedo poner: “Ey, qué rica esta arepita”. O: “Los rulos de este pana me vuelven loca”. Ahora toca mover no solo el pie. Toca pensar de nuevo a través de besos, libros y un pelo de cultura visual.

Me estoy obligando a escribir de nuevo como antes. Como aquellas noches donde conocer un bar nuevo y hablar con un extraño sobre su vida íntima me alegraba el mes entero. Pero en serio.

Para eso está este blogcito. Vamos a ver qué pasa.

Salú.

Un comentario en “Ahora hablamos sólo por acá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s