¿Fiestas de solteros en #Caracas? Sí. Horrible

Una de las cosas que me gusta de cualquier ciudad o pueblo es que siempre hay cosas que hacer.   ¿Ir a comer frutas en la plaza? ¿Caerme a birras en el bar de la esquina? ¿Ir a casa del pana a escuchar música? Lo que sea. Vamos.

Así he logrado disfrutar un poco más Caracas. Recibiendo invitaciones raritas y aceptándolas. Imaginando que no vivo acá, que soy medio turista. Y que lo que salga es válido, rico y nuevo.

Con ese mood salí el viernes pasado.

“Samy, hay una fiesta para solteros este viernes.  Seguro te interesa ir con tu libreta”, me dice una pana. Y lo primero que me pregunté es qué demonios va a hacer un grupo de gente sola a buscar más gente sola. ¿No es suficiente con las salidas regulares que tenemos y las coqueterías que vienen incluidas en ellas? ¿No es suficiente con los besos que están ya ahí y no sabemos muy bien qué hacer con ellos? No sé. Déjame ir y ver.

Llegamos a este local de Las Mercedes y nos dicen que nos pongamos a hablar con el “número 6”. Nosotras, creyendo que era un trabajador de la fiesta, nos acercamos y le decimos: “epa, mucho gusto, ¿cómo es la movida acá?”. Resulta que era uno de los solteros. Bueh.solteros

Me quedo en una pared del local y veo lo que me rodea: mucho cabello planchado, faldas cortas, escotes y miradas que van de un lado a otro. Imaginen una fiesta donde bucear es la tarea principal de la noche. “Voy por mi vodka”, fue lo que pensé.

Dejo a mi amiga y se me acerca un muchachito. “Hola, tú debes tener 25 años ¿verdad? Yo soy César y me gustaría hacer audiovisuales”. Siguió hablando como 5 minutos más sobre sus gustos, su casa, su trabajo actual. Empiezo a sacarle info y me dice que esa era su tercera fiesta. Y que las dos anteriores había salido deprimido de allí. Busco a mi amiga con la mirada, las dos tomamos un poquito de nuestro trago y nos ponemos a escuchar al “sexólogo” que, por lo visto, está más pendiente de vender sus viajes a la playa que resolver la soledad que carga esta gente encima.

Si hay algo que odio en la vida son las citas a ciegas. Imaginen 50 citas a ciegas al mismo tiempo. Algo así de incómodo.

Después de que este señor nos ofrece su “paquete viajero”, entran unas garotas a menear todo y a alborotar lo que ni siquiera había empezado. Porque, sí señor sexólogo, la gente tarda en conocerse más de 15 minutos.

Llevo días pensando en esa noche. Imaginando por qué la gente se somete, una y otra vez, a estos encuentros ( hay grupos que llevan 4 y 5 años yendo a estas reuniones. ¿No deberían estar casados ya?).

He pensado en lo rico que es conocer a alguien de la nada, tropezártelo sin querer en un bar y que de ahí salga una conversa perfecta; o disfrutar de la compañía de ese amigo que te alegra de vez en cuando y descubrir pequeñas cosas de su intimidad a fuego lento, poco a poco, mientras disfrutas sus besos cada vez más. He pensado en el despecho y de lo rico que es enamorarse de una canción porque “te está salvando” de una tristeza horrible. ¿Cómo puede un “sexólogo”, por hacer dinero, montar semejante escenario de caza?

Me costó mucho escribir esta nota porque lo hago desde un concepto de soltería relajada. Nada que ver con la cosa espantosa que vi el viernes pasado. Lo escribo desde la emoción de dar mi próximo beso.

( Y solo por información: el “sexólogo” se llama Miguel Sira. Asco)

Para mí se trata de esto.

Me tropecé con el video que posteo abajo mientras escribía el post. Y todo cobró sentido.

“Make love to me

One more time

Before you go away

Why can’t you stay?”

Make love to me
One more time
Before you go away
Why can't you stay?

Uh, my love
Come home to me
Just for a while
I'll leave this
Why can't you stay?

Don't run away
Don't slip away my dear
Don't run away, don't slip away my dear
Don't run away
The song is gone
The fell into the fall
But I don't want it this way
Why can't you stay
Don't run away, don't slip away my dear
Don't run away, don't slip away my dear
Don't run away.
Ohh ohh

That should be worse
That should be worse that exlain away
But I'll talk time and twisted

Don't run away, don't slip away my dear

2 comentarios en “¿Fiestas de solteros en #Caracas? Sí. Horrible

  1. hola, yo llegué a ir a una de esas reuniones, sin saber bien de que iban, acompañando a un par de amigos, todos solteros, organizada por ese mismo sexólogo, no puedo negar que la pasé bien, pero no me dieron ganas de repetir, coincido en lo que dices, no es algo espontáneo, al ser una reunión con ideas preconcebidas, hay más presión… no sé, es como lo veo, un tipo de reuniones que puedo tachar de mi lista. Buen post y buen blog (tengo tiempo leyéndolo, primer comentario que hago ;-)) saludos

    Me gusta

    1. Hola! 🙂
      Sí, creo que escribí la broma medio brava con el tipo. No dudo que sea una buena opción para muchos, pero lástima que este manejada de esta manera. Terrible. ¡Qué fino que comentas! 🙂 Gracias .

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s