Perfecta o nada (…)

Imagen de Reuben Cox.

Sigo pensando en el asunto aquel de Beyonce y sus pepitas.  ¿De verdad estamos pegando un grito por la piel de una mujer que, sin nombrar lo talentosa, es absolutamente preciosa? ¿De qué hablamos cuando hablamos de belleza? ¿Cuáles son los niveles de aceptación? ¿Por qué pedimos a gritos perfección?

Ya se trata de entender en qué nivel de realidad estamos viviendo.

Traigo esta charla pequeñita que nos recuerda lo evidente: ¿en qué momento dijimos: “sip, no soy suficiente?”.

Recordemos que la perfección, aburre.

Puedes ver el video con subtítulos en español, acá. 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s