Perdí un bebé…¿de qué debemos hablar?

  Hace dos semanas perdí un bebé. La experiencia fue tenue, sencilla. Vamos a llamarlo de esta manera porque, realmente, no tenía ni un mes embarazada. Tan rápido fue que entre enterarme y pedir la cita médica, apenas me di cuenta de lo que sucedía. Estaba tan asustada con la noticia que no podía pensar…