Son cinco… ¡Feliz cumple, #OhMyPorn!

El 2014 fue un año peculiar. Agarré poco mis patines y el teclado. Tomé mucho más vino -y whisky-. Fue un año raro. Sin movimiento, sin letras y sin ron no soy yo. Eso sí: estuve con un montón de gente todo el tiempo. Me rodeé nuevamente de “hermanitos menores” increíbles. Niñitas hermosas de 24 años…